Páginas

La primera #BettyCam

LA PRIMERA BETTYCAM
(relato verídico)


El pasado lunes por la noche, muchos de vosotros pudisteis ver mi primera cam en una web. Me lo habían propuesto en varias ocasiones pero siempre les decía que no, quizás porque no era el momento. Pero al final, la curiosidad y el morbo me lanzaron a ponerme ante una. No saber quienes ni cuantos me podrían observar, o imaginar lo que estarían haciendo mientras veían como me masturbaba, había conseguido despertar en mí un morbo especial.

Ya en el trabajo, la excitación me invadía. Entre mis piernas notaba una humedad extrema. Cada vez que las cruzaba, notaba una ligera presión sobre mi clítoris, indicativo de que ya se encontraba especialmente sensible y excitado.

No puede resistirme a la idea de encerrarme en el baño durante unos minutos para masturbarme. Mientras masajeaba mi clítoris, imaginaba que lo hacía ante una cam para cientos de desconocidos al tiempo que ellos también se masturbaban.

Sentada sobre la taza del WC, con mis piernas sobre ella, introduje dos dedos dentro de mí mientras que con la otra mano presionaba ligeramente mi clítoris. Tenía que hacer grandes esfuerzos para que no se me escapase ningún gemido y no ser descubierta, en aquella postura y follándome con los dedos, imaginándome ante el ordenador. Estaba tan caliente, que sentía como mi flujo resbalaba por mi sexo para acumularse entre mis nalgas. Incontrolablemente tuve un orgasmo tan fuerte que saqué mis dedos rápidamente para apretar mi clítoris al tiempo que cerraba las piernas.

Diez y cuarto de la noche. Preparo mi ordenador conectándolo al televisor para poder verme mejor. Mi corazón late fuertemente por la proximidad de la hora.

Diez y veinte de la noche. Coloco mis juguetes a mi lado y unos pocos regalices.

Diez y veinticinco de la noche. Anuncio en mi Twitter y en mi blog la página desde la que emitiré.

Diez y media de la noche. Comienza el show. Tumbada en el sofá espero a que se conecten los primeros usuarios. Solo llevo una camiseta puesta lo suficientemente escotada que me permita bajármela con una mano y dejar mis pechos al descubierto. Mi corazón se acelera cuando entra el primero. Educadamente le saludo y cuando levanto la vista del teclado, veo que ya no hay uno, sino muchos. A cada segundo entran más y más y, en menos de 10 minutos, son más de 500. Los primeros minutos me siento abrumada por el número. Nunca creí que fuese a entrar tanta gente en tan poco tiempo. Me voy relajando y aunque muchos me hablan al mismo tiempo, contesto aquí y allí, sin poder tener una conversación fluida.

Tras unos minutos, decido caldear un poco el ambiente. Cojo uno de los regalices y comienzo a introducírmelo poco a poco. Estoy tan húmeda que entra sin ninguna dificultad. Siento como se desliza lentamente en mi interior. Al verme yo misma en el televisor, con aquel regaliz colgando entre mis piernas, hace que me excite  aún más. Noto como algo de flujo sale de mí, resbalando y mojando la  manta sobre la que estoy tumbada sabiendo que muchos me están observando. Poco a poco empiezo a tirar de él y noto como sale totalmente empapado.

Sigo chateando unos minutos más. Leer todos los comentarios que escriben, algunos muy morbosos y lascivos, terminan de encenderme al máximo consiguiendo que lo único que quiera sea masturbarme.

Cojo uno de mis juguetes y me lo introduzco seleccionando la vibración que me pide en ese momento el cuerpo. Observo la pantalla. Nadie escribe, solo me observan. Mientras que con una mano aprieto el juguete fuertemente contra mí, con la otra masajeo mis pechos, sintiendo mis pezones duros entre mis dedos. Masturbándome, pienso en todos los que, en ese momento, lo hacen también. Siento como me mojo más y más al sentir la vibración en mi clítoris y en mi interior. Mis caderas se mueven sinuosamente mientras veo en primer plano mi sexo en el televisor. Sigo empujando con la mano el juguete para forzar la vibración en mi punto G. Estoy tan caliente que sé que en cualquier momento me voy a correr, pero quiero alargar al máximo ese momento en el que estás al máximo.

Me saco el juguetito, y lascivamente separo mis labios con los dedos para que todos puedan ver mi sexo rosado. Me siento realmente fuera de control, totalmente desinhibida. Con mis piernas bien abiertas, introduzco dos dedos en mi interior y comienzo a follarme mientras mis caderas se mueven hacia delante y hacia atrás. Quiero que todos me vean y deseen follarme.

Noto la humedad de la manta sobre la que estoy tumbada en mis nalgas, estoy en el máximo de mi excitación. Introduzco nuevamente mi juguete y al sentir otra vez la vibración, me corro en cuestión de segundos.

Ésta fue la primera cam que hice para cientos de personas al mismo tiempo, y sé que haré otras muchas.

PD:  Esa noche descubrí el dificilísimo trabajo que realizan todas las webcammer profesionales.

13 comentarios:

  1. Lástima me lo perdí,pero ha sido leer tu secuencia temporal de lo acontencido y me ha parecido como si hubiera estado ese día.Una excitante mujer en un blog con mucho placer por cada poro de su piel.Un besico lascivo y picarón para que su pepitilla se ponga lamer de contenta.Me alegro de conocerla.Muacks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es una pena que te lo hubieses perdido, seguiré haciendo más a las que espero que puedas asistir... Muaccckkksss... ;)

      Eliminar
  2. soy @fefiazo11 asido leer el relato y decir q pena haberme perdido ese moemnto..jeje
    me as puesto la polla bien cachonda y dura, con ganas d ser yo el q meta la regaliz con mi boca hacia tu coñito y comermelo mientras... me a encantado guapa, me tienes la polla dura!! un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grrrrr.... no te preocupes porque habrá mas BettyCam... ;)

      Eliminar
  3. ummmm estare muy atento para no perderme tu proxima aparacion......besosss betty......arossi

    ResponderEliminar
  4. Yo el primer dia me lo perdi,pero la segunda vez.....fue un placer verte disfrutar y hacernos gozar a los demas.Un besazo y esperare mas bettycam :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te lo hubises pasado bien... y pronto habrá otra.. ;)

      Eliminar
  5. Hola Betty
    Como ya sabes, te eh visto en la segunda vez que hiciste la Betty-cam, que fué estupenda. En la postura que pusiste de perrita, te costo bastate hacerla, hay un truco, para que no cueste tanto hacer es postura y disfrutaras mas, tienes que poner el culo en pompa, osea bajar el estomago y echar la cadera hacia arriba, de esa forma te resultara mas placentera y tambien es muy sexi y comoda.
    muaksssssssss
    chaoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es hacer esa postura así en un sofá y con cuidado de que no se me vea la cara... ;)

      Eliminar
    2. Hola soy @jontxu_30 y el relato me ha encantado... Me perdí la primera emisión y a la segunda llegue de rebote y me encanto... Me masturbe como un poseso jejeje y hoy he visto un poco de la tercera...genial. Sin palabras. Si te preocupa lo de la cara usa una mascara... Es súper erotico.... Besos

      Eliminar
  6. ME ENCANTO TODO.. SENTI COMO SI TE ESTUVIERA VIENDO... ES ALGO QUE AUN NO PROBE PERO ESTOY ABIERTA A TODAS LAS SENSACIONES POSIBLES... PASATE POR MI BLOG Y TE CUENTO QUE ME GUSTARIA HACERME HERMOSA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, lo importante es hacer lo que te apetece cuando te apetece... Pasaré a visitarte por tu blog... ;)

      Eliminar